Genio y figura incombustible, "El Abuelo"

Rafael Béjar, apodado "el abuelo", 41 años de edad. Un clásico del fútbol sala cordobés. Hace veinticuatro años se estrenó como utillero. Le avalan muchas horas de entrenamientos, partidos, derrotas, empates, victorias, desplazamientos y experiencias en equipo. Ha vivenciado momentos de alegría, tensión, pasión, tristeza, incertidumbre, recibimiento, despedida y una infinita lista de sentimientos. Ha estado atendiendo a un gran número de jugadores, de nacionalidades variadas y entrenadores. ¡Y lo que le queda!


1. ¿En qué consiste tu función?

-Soy el encargado del material, primer utillero, debo tener absoluto control de todo el material: balones, material deportivo, ropa de entrenamiento, ropa de partido, lavandería etc.


2. ¿Cómo empezó tu relación con el fútbol sala?

-Comencé en el 1996, hace 24 años. Fernando Ariza, “Nando”, contactó conmigo para proponerme llevar a cabo la labor de utillero en Adecor, por entonces el equipo estaba en categoría provincial.


3. ¿Cómo empezaste con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad?

-Fue hace tres temporadas, coincidiendo con la primera temporada del club en segunda división. Me une gran amistad con “Maca”, él me llamó y fue cosa rápida el acuerdo.

Aprovecho esta oportunidad para agradecer su confianza en mí siempre.


4. Digamos que toca entrenar, ¿cuál es tu plan de trabajo?

-Junto a mi ayudante “Agui” y a veces se suma Joseda también, llegamos al pabellón una hora y media antes del comienzo del entrenamiento, a veces incluso dos horas de antelación. A nuestra llegada, lo primero siempre es nuestra propia organización y reparto de tareas. Salvo días excepcionales, seguimos el siguiente orden:


1. La ropa de entrenamiento, incluyendo camisetas térmicas, sudaderas, calcetines, ropa interior… jugador por jugador, bien ordenadito siempre.

2. La fruta nunca puede faltar. Siempre antes de entrenar y posterior al entrenamiento, se le ofrece una variado de fruta a petición de ellos. Suelen tomar, sobre todo, plátanos. A principio de la semana, nos encargamos del pedido semanal de la fruta para tener un control.

3. La hidratación: agua y también bebidas isotónicas

4. El material deportivo y los balones, asegurándonos que la presión sea la correcta.

5. Estar preparado para cualquier imprevisto en cualquier momento.


Durante el entrenamiento, siempre estoy en pista. A veces aprovecho para hacer la colada u otras labores. Una vez terminado el entrenamiento, todo debe quedar bien recogido y hay que dejar todo preparado para el día siguiente. En días de partido, suele ser similar. Tan solo varía la ropa de entrenamiento por la de partido.



6. ¿Cuál es el secreto para tener todo siempre a punto?

-La experiencia me aporta muchísimo, pero la clave es la organización. Además siempre revisar por segunda vez que todo esté correcto, especialmente en los desplazamientos. No se puede quedar nada atrás.


7. ¿Cómo haces para mover el material de un sitio a otro cuando el equipo entrena en otro lugar que no sea vista alegre?

-Esos días toca improvisar y salir del paso. “Agui”, con el coche transportar el material.


8. En tantos años que llevas, ¿alguna anécdota curiosa?

-Sí, muchísimas grandes vivencias. Algunas más graciosas que otras, hay de todo. Por ejemplo, en la última jornada de la temporada 2003/2004, en Guadalajara, el equipo se jugaba el descenso, por entonces Estilo Textil Adecor con Víctor Iglesias de entrenador. Perdimos seis a uno, pero suerte que Jerez no ganó y se logró la permanencia "in extremis". Instantes después del pitido final, no se me olvidará la imagen del míster Víctor Iglesias y yo, los dos escondidos en un vestuario que estaba averiado para que los jugadores no nos metieran en la ducha. Ni que decir tiene que nos encontraron y acabamos en la ducha empapados.


9. La ropa y los balones suelen ser motivo de reclamo, ¿te suelen pedir los aficionados cosas?

-Eso es algo que siempre ocurre. La gente me ve por la calle y me pide ropa y balones, y en el pabellón igual. Algo a lo que yo ya estoy acostumbrado.


10. ¿Cuál es tu relación con el Cuerpo Técnico? ¿y con los jugadores?

-Es algo genial, con jugadores y con el cuerpo técnico. Reconozco también que ellos me tratan muy bien, somos un equipo en todos los sentidos. ¿Sabes qué es lo bueno? El cachondeo, una vez que entramos en la pista desaparece. Y eso es clave.


11. En relación al material ¿algún jugador peculiar del Córdoba Patrimonio de la Humanidad? ¿y de otros equipos?

-¡Las manías de Lolo Jarque! Ese llegaba a entrenar, y no le podía faltar absolutamente nada, si no me la liaba. Se enfadaba mucho si veía que no estaban los calcetines o sus cosas bien, ¡eso era mortal!. Un día, yo con coraje, ya le escondí los calcetines a propósito.

Recuerdo en Grupo Pinar Adecor, Butra II y, también, el capi Alfonso Gemes, también tenían lo suyo de maniáticos.


12. ¿Suelen los jugadores colaborar contigo, echarte una mano o son descuidados en este aspecto?

-Admito que me ayudan, no me puedo quejar. Ellos mismos se dan cuenta y echan una mano.


13. Con el paso del tiempo, ¿es posible que la carga de trabajo del encargado de material haya aumentado?

-Por supuesto, con el paso del tiempo, existen transformaciones y cambios. En la labor del utillero también, cada vez existen más tipos de material deportivo y nuevas novedades y aumenta la responsabilidad.


14. ¿Cambia mucho el trabajo dependiendo de la categoría?

-No, más o menos igual en 2ª y 1ª división. Este año, lo bueno es que dispongo de lavadora-secadora en el Pabellón Vista Alegre y eso una gran ventaja. Años anteriores, tenía que recurrir a una lavandería del barrio.


15. ¿Cómo influye el cambio de entrenador a un encargado de material; varía algo?

-Como todo, se trata de adaptarse a los requisitos del entrenador. Suele variar pequeños detalles, pero el modelo de organización suele ser el mismo. Con “Maca” lo tenía todo automatizado. Ahora, Josan González, él y yo nos conocemos, en las dos semanas que estuvimos entrenando antes del parón todo fue bien y, estoy seguro, que irá bien.


16. ¿Qué mensaje te gustaría dejar a la afición?

-Que sigan apoyando como hasta ahora lo están haciendo y, sobre todo, que sigan disfrutando de cada partido y ojalá que por mucho tiempo.

Para terminar, quiero agradecer a los jugadores, al cuerpo técnico y al club la confianza depositada en mí y espero poder seguir desempeñando mi labor muchos años más.


Muchas gracias por cederme parte de tu tiempo libre para esta entrevista, un placer este rato charlando contigo.








ENTREVISTA: Nacho Peralta



FOTOS: J.L.Solis y J.A.Chacón