Catiti: “Un partido lo puede ganar un jugador, un ascenso lo logra un equipo”

El montoreño Antonio Pérez conocido por "Catiti", fue otro de los jugadores importantes en la temporada y los play-off por el ascenso. Entrega, sacrifico y equipo, su valores.


- Para empezar, ¿realizas alguna actividad relacionada con el fútbol sala?


Sí, sigo jugando a la pelota en Tercera División, en el CD Bujalance FS. La verdad que tras causar baja en el Córdoba, mi apoyo inconcidicional ha sido mi hermano, y no dudó en motivarme para compartir vestuario junto a él, en el pueblo vecino, Bujalance, donde ya había jugado en años anteriores y la amistad y cariño a ese club es inmejorable. Ha sido un año bonito, pues hemos quedado primeros y estamos a expensass de un futuro play-off para intentar lograr el ascenso a Segunda B.


- ¿ Cuál es tu valoración general del año del ascenso?


Siempre lo resumo en dos palabras, humildad y trabajo. Fue un año inolvidable, tenemos tantos buenos y bonitos recuerdos que se hace imborrable. Yo siempre digo que un partido puede ganralo un jugador determinado, pero una Liga o un ascenso lo gana un equipo. Y esa palabra siempre la hemos llevado a cabo a la perfección, con las mismas ganas e ilusión. Si a todo esto le sumas la afición, he aquí el resultado obtenido. Obviamente, en esto del deporte no es todo color de rosas, se pasan por mejores y peores rachas, pero la ilusión superaba todo aquello.


- ¿ Qúe recuerdo tiene Catiti de la eliminatoria del ascenso?


Veníamos de derribar a todo un Real Betis, plagado de jugadores profesionales e internacionales, después de haber perdido el primer partido de esta eliminatoria. No éramos conscientes de ello, pero recuerdo que eso fue un domingo y el lunes ya teníamos cambiado el chip, nos esperaba la final del play-off contra un gran equipo como Mengíbar.


Primer partido en casa, ya que en Liga quedamos por debajo de ellos, empezamos perdiendo pero le dimos la vuelta al marcador y ganamos por 5-1. Estábamos a un paso de la gloria, pero nos quedaba, mínimo, un partido más, muy complicado, en el infierno rojillo de Mengíbar. No tengo palabras... se me pone el vello de punta de pensar y escribir. Recibimiento de nuestra afición, en el pabellón no cogía un alfiler, nuestra gente arropándonos en todo momento, nos ponemos por delante, nos empatan, y al final nos adelantamos nuevamente, había que sufrir mucho, pero estábamos besando la gloria y... final del partido. !Prometo tener el vello de punta!


- Por último, ¿qué se le viene a Catiti a la cabeza al hablar de la celebración?


La celebración empieza en cuanto termina el partido, con toda la gente que se había dejado el aliento en Mengíbar, estábamos en una nube, no éramos conscientes de lo que habíamos conseguido. Un vestuario lleno de cordobeses, de gente trabajadora y humilde... No lo creíamos. Nos metemos en el vestuario y la celebración continúa entre el equipo, cometiendo alguna locura, y vuelven a estar nuestros aficionados esperando a la salida. Un viaje de vuela a Córdoba, sin parar de cantar, porque nos esperaba nuestra feria. Afición y equipo en una misma caseta, todos a una como habíamos venido haciendo todo el año.


Pero nos quedaba algo muy emotivo, nos íbamos a la Tendillas. Era una fiesta para equipo y afición. Sigo viendo vídeos, día sí y día también, no pasan los días para lo que conseguimos, parece que fue ayer, vivo aún en una nube. Desde aquí, las gracias a mi familia y amigos por acompañarme siempre.


ENTREVISTA: Rafa Renero


FOTOS: J.L.Solis y J.A.Chacón

388eb6a4-e62a-4017-857d-ba1d61928ab5.jpg