Pablo del Moral, calidad y experiencia


Pablo del Moral fue uno de los refuerzos estivales del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Desde entonces, se ha erigido como uno de los jugadores más importantes del equipo blanquiverde, anotando siete goles hasta la fecha.

El ala madrileño pasó del equipo de su colegio directamente a las categorías inferiores del Móstoles FS, por aquel entonces con equipo en Primera División. Debutó con tan solo quince años con el filial del conjunto madrileño, en Segunda División "B". Además, en categoría inferiores ganó cinco campeonatos de España con la selección autonómica de Madrid.

Ya como jugador profesional, debutó con 18 años en la élite, con el Reale Cartagena de primera división en la temporada 11/12. Fue su primer equipo fuera de su ciudad.

La siguiente temporada 12/13 fichó por el Caja Segovia, con el que quedó cuarto en liga regular, aparte de llegar a semifinales de los play-off de la liga y de la Copa. A destacar que este mismo año fue nominado a Jugador Revelación de la LNFS.


En dos ocasiones llegó a vestir la camiseta de la selección nacional sub-21, en sendos partidos amistosos.

Esto le valió para fichar por uno de los grandes del fútbol sala portugués y europeo el Benfica, donde logró 1 Liga Sport Zone y 1 Taça Portuguesa, temporadas 13/14 y 14/15. En el cuadro luso permaneció esos dos cursos, el último en blanco, por una operación de rodilla.

Tras su experiencia en el extranjero, regresó a España para jugar con el Industrias Santa Coloma en la temporada 15/16. En el combinado catalán militó cuatro temporadas, aunque en la última participó en solo tres encuentros, por una operación en el tobillo.

Entonces fue el Córdoba Patrimonio de García Román 19/20, el equipo que depositó su confianza en él, y en el que hasta el momento está cumpliendo con creces y disfrutando de minutos.

REPORTAJE: Rafa Renero