Manu Leal deja huella por donde pasa

Manu Leal el capitán del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Pese a ser su debut en la élite del fútbol sala español, está haciendo una notable temporada. Por el momento, ha colaborado con nueve tantos a que el equipo se mantenga en puestos de permanencia. Pero para llegar aquí ha transitado un largo recorrido.


Comenzó su andadura en el fútbol siete, en el Don Bosco CF, en el que se mantuvo hasta categoría alevín. De aquí, pasó al Córdoba CF, en el cual pasó por todas sus categorías inferiores. Las cuatro últimas temporadas jugó en Tercera División, con el filial blanquiverde, e incluso el último curso entrenó con el primer equipo, por aquellos momentos en Segunda División.

Tras esta etapa, marchó fuera de la provincia, para seguir su carrera como futbolista en la Real Sociedad Deportiva Alcalá de Henares, que participaba en Segunda División "B".


Después de este periodo, fichó por el CD Pozoblanco, donde tuvo de nuevo como entrenador a Alfonso Hidalgo, quien había dirigido a Manu, en el Córdoba juvenil y Córdoba "B", hoy fiel seguidor y abonado del Córdoba Patrimonio. En el club vallesano tuvo una grave lesión, tras la que no volvió a jugar a fútbol once.


El talentoso ala blanquiverde se pasó al fútbol sala. Empezó en el Bujalance, en Segunda B, la tercera categoría en España, al que llegó en la temporada 12/13. Aquí duró una temporada, para llegar ya al actual Córdoba Patrimonio de la Humanidad, en esos momentos CD Minuto 90, en el que milita actualmente.


En su palmarés figura un primer puesto en Tercera División con el CD Minuto 90, por ascender a Segunda B, aparte de ganar el play-off de ascenso a Primera la temporada anterior, contra el Club Atlético Mengíbar.









REPORTAJE: Rafa Renero