Seis equipos cordobeses en la historia de la LNFS

En este 2019 se cumple 30 años de vida de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), la asociación de clubes que da cobijo a las dos categorías que compiten en la élite, primera y segunda división. La LNFS cuando se creó aglutinó a los equipos de fútbol sala que competían en la máxima categoría de la RFEF y FEFS. Un total de seis equipos cordobeses ha militado a lo largo de la historia de la LNFS en ella. En la primera temporada 89/90 hubo cuatro grupos en la división de honor, categoría donde militaban dos equipos cordobeses que llegaban procedentes de la desaparecida FEFS.


Cajasur - Córdoba, fue el primer equipo de la provincia que llegó a jugar en primera división, sin embargo hasta la creación de la LNFS no lo hizo en la nueva competición, ya dando los últimos coletazos de su existencia.


Muebles Obrero-Aquasierra de Villafranca también llegaba procedente de la FEFS, para hacerlo posteriormente en la nueva LNFS, hasta que descendió, precisamente en la temporada que se creó la división de plata (Segunda división).

El club Apademar llegó a competir en la segunda división de las LNFS en la temporada 97/98 y 98/99, denominada entonces división de plata. Solo estuvo dos temporadas en la competición profesional.

En la temporada 01/02 fue Adecor el club cordobés que llegó a militar cinco campañas en las competiciones de LNFS. Algunas de ellas y las más importantes lo hizo, como Grupo Pinar.

El Maderas Miguel Pérez de Bujalance fue otro club cordobés que marcó una época dorada en este deporte. Desde la temporada 04/05 hasta la 09/10 participó en las competiciones de LNFS.

El último club que ha llegado a competir y todavía lo hace en LNFS es el Itea, que logró meterse en la segunda división en la temporada 17/18 y en la actualidad lo viene haciendo como Córdoba C.F. Futsal.