top of page

1-2. No quiero y no puedo


Partido intersemanal, para recuperar aquellos 80 minutos después del susto de Gudelj, efectivamente se preveía un partido con muchas emociones no solo por este evento, desde la parcela deportiva se comentaba que era definitivamente el último tren, que pudiera ser que no llevara a ninguna parte, pero entraba dentro de lo profesional el intentarlo.


Como curiosidad, ambos equipos tenían sus 5 cambios, se ha reiniciado el partido a 5 metros del centro del campo, donde se paró el encuentro, con un “balón a tierra” (bote neutral) que ganaba el Córdoba, y Kike partía con amarilla, y se daba otra curiosidad, el Córdoba iba a iniciar sacando en la segunda parte.


En la alineación Mosquera planteaba lo siguiente, Marín en su puerta dueño y señor del arco blanquiverde, la defensa para Ruiz, Jorge, Alberto y Calde. El centro del campo para Caballero y Diarra y Flores un poco más adelantando en la posición de sus primeros años, bandas para Carra-derecha y Kike-partiendo desde la izquierda, pero yendo hacia el centro, la punta para Willy.


Los primeros compases dejaban ver un Córdoba atractivo, con un Flores muy participativo, Diarra encargado de distribuir un poco más que Caballero y el citado Flores ejerciendo de enlace con la zona más ofensiva, Calde más activo que Jose Ruiz, y Carra por la derecha, sin balón la defensa no mostraba debilidades, y con una presión bastante alta cuando ellos iniciaban desde abajo. El Córdoba intentaba llegar por bandas, alternaba a Carra con Kike-Calde, y la más peligrosa llegaba en un centro en el 30 por parte de Kike que Willy no conseguía conectar y otra más sobre el 37 de similares características.

Antes de iniciarse la segunda parte se conocía el dato de asistencia, 8.057, como dijimos, desangelado el Arcángel, aunque la afición que asistió se hizo notar para bien y para no tan bien.


Tardaba en salir el Córdoba de vestuarios y olía a conjura, y en efecto se vieron cosas, el equipo se tiró con intensidad a molestar e intentar robar al Ferrol en el campo de estos, unos muy activos Diarra y Willy no pararon de presionar, con un sostén importante en Flores y Caballero, el problema es que no se concretaba en nada en los metros finales, y ahí llegó el cambio, salía un interesante Flores y entraba DLC, poco después un muy desacertado Carra salía y entraba Camus, al que llevábamos sin ver desde finales de marzo en Algeciras y en casa contra el Ceuta. Le quedaba una ventana a Mosquera para un máximo de tres cambios.


Toda esa presión ejercida entre otros por Willy, Flores y Diarra, y que obligó a quedarse muy solo en el centro del campo a Caballero le hacía ver muy mermado, finalmente no se le pudo dar reemplazo, en la última ventana entraban Casas y Villar por Kike y Willy. Salía Kike con una pitada grave y cánticos de “Kike vete ya”.


Para el Ferrol llegaba su momento, contras muy peligrosas, pero que tampoco lograban concretar, aunque seguro que íbamos a ver muchas más, estaba el Córdoba muy valiente, pero partido, 4 defensas, Caballero, DLC de interior derecha, Diarra de enganche, Camus por la izquierda, y Villar y Casas de puntas.


Nos acercábamos al final, y ocurrió lo peor que podía ocurrir, minuto 85, contra del Ferrol, un balón desde la banda sin calidad, puesto a la nada, una pelea de su punta con Calde, no sabe imponerse, la toca el visitante, se planta a gran velocidad delante de Carlos Marín y define a un lado, fácil.



El equipo lo intentó, Mosquera lo intentó, pero después de tantos meses del peor sedentarismo e inoperancia, hay músculos finos que ya no pueden hacer su función, un quiero y no puedo, tardío y feo. Muchos señalados desde la grada, y la gente marchándose, los jugadores, Juanito, se escuchó algo sobre Germán, en fin, ¿a quién salvar?, Diarra, Caballero, Alberto, José Ruiz?, ¿Casas, Flores? (y muy muy mermado). Quedan 3-4 meses para montar un equipo que pelee por ascender, el segundo paso va a tardar, por lo menos un año más, y creo que las reflexiones y los análisis no deben tardar mucho, menos de un mes, para que quien ocupe la Dirección Deportiva-Secretaría Técnica tenga un margen para traer a gente, por lo menos decente. Un Arcángel muy vaciado silenció el himno con pitos, la imagen de un Ferrol que se mete de lleno en la pugna por el ascenso directo que genera cuanto menos envidia.


CRÓNICA; Felipe Gómez "Pipo" FOTOS: Fran Pérez


1d66a6d1-78a2-413e-84cc-b512e042a0f8 (2)
pinturas copia.jpg
45882094_312882462642377_566929140977814
vista alegre (2).jpg
Captura de pantalla 2023-06-16 a las 17.32.49.png
2cf8f9df-74b7-4ef1-ba5d-23661390d864 (2).jpg
karasu.jpeg
el carmen.png
cabañas.png
seneca.jpeg
descarga.png
1610373121499_logo-grancalidad-color-03 (3).jpg
11.jpg
primer toque.png
bottom of page