Aficiones, que hacen historia en Córdoba

La afición al fútbol sala en la provincia y capital cordobesa históricamente ha correspondido a este deporte, desde la década de los ochenta cuando el primer equipo de la ciudad, llegó a la máxima categoría hasta la actualidad, pasando por etapas más o menos exitosas.

A mediados de los ochenta el Cajasur-Córdoba F.S. que jugaba en el polideportivo de La Juventud del Sector Sur, militó varias temporadas en división de honor. Era todo un espectáculo ver lleno ese graderio, animando constantemente al equipo representativo de la ciudad.


La afición que llenaba el pabellón de Villafranca también se volcó con el fútbol sala. Una afición constante a través del tiempo, ya que este deporte en la localidad del Alto Guadalquivir, ha continuado hasta hace un par de años, ya que el equipo representativo pasó por todas las categorías.

El club Apademar tuvo también un equipo de fútbol sala en la élite, pasó dos temporadas compitiendo en la la segunda división de LNFS. Sin embargo en el pabellón de la barriada de Fátima donde disputaba los partidos, no era muy habitual ver la grada abarrotada de espectadores.


En el pabellón de Montoro jugaba sus partidos el Crivel, que militó en segunda división "B". Una instalación limitada para un equipo, que en su momento apostó fuerte por este deporte. Se llenaba habitualmente, aunque dado su pequeño aforo no resultaba nada extraño verlo completado.



El Grupo Pinar Adecor compitió varias temporada en división de plata de la LNFS. Algunas de ellas en Vista Alegre, donde recibió el reconocimiento de mejor afición de España por la LNFS y consiguió completar su aforo en el último encuentro que disputó en él. Play-Off de ascenso a honor.

El pabellón José Pérez Pozuelo de Bujalance con la peña Frente Aparato, logró algunos reconocimientos como mejor afición de España, por Onda Cero y por la LNFS. Todo ello en la etapa gloriosa del equipo Maderas Miguel Pérez, en la segunda división de la LNFS.

El Cajasur femenino contó con una afición selecta, que animaba a esas jugadoras que fueron campeonas de liga. Pero eso sí, nunca numerosa, ya que habitualmente no pasaba de doscientos espectadores en Vista Alegre.


El pabellón de Castro del Río fue otro que se llenaba a reventar en la época que el Ategua jugaba en segunda división "B". Especialmente en las cuatro eliminatorias de Copa del Rey que disputó el equipo en dos temporadas, ya que fue necesario en todas ellas, poner gradas supletorias.

En la actualidad es el Córdoba Patrimonio quien disputa sus partidos en la primera división del fútbol sala y esta misma temporada ha completado su aforo y colgando el cartel de no hay localidades, hasta en cuatro ocasiones. La afición cordobesa nunca ha dado la espalda a este deporte.


PATROCINADORES COPA.jpg
laroja.jpg

© 2015 Revista Deportiva El Remate. Coordinada por Serafin Ordoño

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now