Juan Ramos: "Siempre me consideraré árbitro y estaré del lado de mis compañeros"


Juan Ramos Marín, árbitro cordobés que colgó el silbato a final de la pasada temporada. Durante once temporadas llegó a mantenerse en la máxima categoría del fútbol sala nacional, donde dirigió partidos a todos los niveles y llegando a ser el mejor árbitro de España en 2013. Ha sido entrevistado por El Remate, donde comenta detalles, alguno de ellos bastante curiosos, de su paso por el arbitraje.

-Tras más de una década en la élite del arbitraje ¿Qué valoración harías por tu paso por el colectivo arbitral?

-Después de 15 temporadas en LNFS mi valoración no podría ser otra que muy positiva. 15 años han dado para mucho, más otros 12 en categorías provinciales y regionales, que también cuentan. Han sido muchísimos los buenos momentos, las ciudades y pueblos conocidos, las personas, los momentos… siempre me consideraré árbitro y estaré del lado de mis compañeros, cualquier error de alguno de ellos lo seguiré tomando como parte mía. Los árbitros, por regla general, somos muy solidarios y sensibles con los compañeros. Y quizás sean los compañeros y amigos que me llevo el mayor de los logros que he tenido dentro de estos años como árbitro en activo.


- ¿Es complicado acoplar la profesión laboral, familia y arbitraje en la élite, cualquier día de la semana y hacer unos cuantos de kilómetros?

-Es realmente complicado, en mi caso quizás este haya sido uno de los detonantes para terminar de decidirme a abandonar el arbitraje. Ahora soy padre, mi trabajo me exige mucha dedicación y mis preferencias han cambiado.

También el COVID ha pasado factura, si antes el partido duraba 2 o 3 días, entre viaje, disfrutar de la ciudad donde se celebrara el partido, con el COVID el partido se convirtió en un viaje, por lo general, de 4 horas, 4 horas más de partido y otras tantas de vuelta a casa. Y en mi caso esto ha sido lo que ha marcado que el arbitraje sólo fuera un partido, y no algo más.


-Play-off por el título, dos finales de Copa del Rey, Copas de España ¿Se te quedó algo en el tintero por hacer en el arbitraje nacional?

-No se me queda nada por que, afortunadamente, nunca me marqué meta alguna. Si he tenido siempre objetivos, como por ejemplo ser arbitro internacional, y al no conseguirlo, y tener ya la edad máxima para optar a ello, consideré que mi proyección había terminado.

Siempre defenderé la edad máxima para arbitrar, incluso creo que sería necesario poner un máximo de años de en las categorías (por ejemplo 12 años en primera como máximo, y sólo si estuvieras entre los X primeros, pudieras seguir en dicha categoría). Esto da vida a las generaciones futuras, ya que muchas veces creamos un tapón que impide la proyección de otros compañeros.


-¿Cuéntanos alguna anécdota curiosa que te haya pasado arbitrando en estos años y no hayas comentado nunca?

-En una Copa de España, vino el presidente de la RFEF, que había por entonces, a darnos unos regalos a los árbitros que estábamos en esa Copa. Estando todos en un vestuario me preguntó si yo era juez o árbitro, y no supe que responderle ya que no sabía, en ese momento, la diferencia entre uno y otro. Este presidente se puso a bailar, literalmente, como una bailarina para explicarnos que era un árbitro (dictamina) y que era un juez (puntúa). Incluso hay una foto de ese momento, pero está guardada en un cajón y no recuerdo cual, ¡para bien de todos!


- ¿El mejor y el peor momento como árbitro?

-El mejor, muchos… muchísimos, pero me voy a quedar con los días siguientes a que se publicara mi despedida como árbitro. Nunca recibí tantos mensajes de cariño, llamadas de compañeros, conocidos, amigos… También recordaré siempre mi último partido en Córdoba (como tercer árbitro) el equipo de nuestra ciudad tuvo un precioso gesto, regalándome una placa y Pablo del Moral entregándome su camiseta, soy fan de él. Y Por último me quedo con mi último partido en el que estuvo mi hija, ha sido la única vez que ha estado en un partido mío.

El peor, tengo mala memoria…


-¿Carlos Bustos y Manu Barrilero ahora en Primera. ¿Está la representación del arbitraje cordobés al máximo nivel en buenas manos?

-Sólo ellos podrán demostrarlo. Carlos tiene la oportunidad de coger los galones que, quizás, yo no le dejaba por mi forma de arbitrar y, Manuel tiene la oportunidad de hacerse un grande. Pero serán ellos con su dedicación y cariño los que decidan donde quieren estar. El arbitraje tiene una cosa muy buena, y es que mientras más tiempo y esfuerzo le dedicas, más alegrías te devuelve. Ojo, también pasa al revés.


-¿Qué consejo darías a un niño que se esté iniciando en el arbitraje?

-Mi consejo, qué después de 12 años en Primera, los mejores años no tienen porqué ser en la élite. Que disfrutes de la categoría en la que estés, y que hagas amigos antes que querer ser buen árbitro. Lo segundo termina, lo primero no.


FOTOS: Archivo El Remate




1610373121499_logo-grancalidad-color-03 (3).jpg
1d66a6d1-78a2-413e-84cc-b512e042a0f8 (2)
22.jpg
pinturas copia.jpg
45882094_312882462642377_566929140977814
vista alegre (2).jpg
seneca mas alto copia.jpg
enter.jpg
descarga.png
2cf8f9df-74b7-4ef1-ba5d-23661390d864 (2).jpg