El tesón dio su fruto y lleva al Córdoba a la final

Josán y sus pupilos comienzan con buen pie en el primer partido no amistoso. Una trabajada victoria le has llevado a la final de la Copa de Andalucía 2020 que se disputará mañana en el mismo escenario de hoy: Pabellón Juan Carlos I de Baena ante el poderoso Jaén Paraíso Interior.


Prieto, Jesús R., Jesulito, Koseky y el pichichi Saura fueron los cinco hombres que saltaron a la palestra como titulares. El resto de la plantilla en el banquillo salvo Cristian Ramos y Boyos en la grada por motivos médicos. El bético Emilio Buendía en el minuto dos tras una buena asistencia de su compañero Elías marcó el 1-0. Puro jarro de agua fría que sin comerlo ni beberlo prácticamente empezaron el partido con el marcador adverso. Poco a poco, el Córdoba iba encontrando su sitio. El japonés Shimizu fue el primero en poner a prueba al reciente incorporado portero bético: Nicolás Sarmiento. No tardó mucho en probar de nuevo, pero la secuencia del mismo despeje se repetía. No es asunto fácil intentar sorprender al meta campeón mundial, Sarmiento, con disparos lejanos. Pablo del Moral, Ricardo, Shimizu y Zequi se empeñaron con varios lanzamientos lejanos desde ambos lados y desde el centro, pero sin suerte ante el argentino que repelía todo. Los hombres de Juan Cupín, tímidos en ataque, no creaban gran peligro en la meta del madrileño Prieto.


Por el minuto 15, Pablo del Moral, como nos tiene acostumbrados, comenzaba a estar cómodo y atrevido. Cómo el que pasea por el salón de su casa. Por el bando contrario, a Changuinha le ocurría lo mismo. Hegemonizaba los ataques; temporizando y dándole gran sentido al juego sevillano, siempre respaldado en defensa con el dorsal 14 Bocao que otorgaba ese puntito de agresividad que gusta. Este jugador en la primera parte no hizo muchos amigos en el equipo califa. Cuando parecía que el marcador no se iba a mover antes del descanso, segundos antes de sonar la bocina el capitán bético, Rubén Cornejo, tras un fallo defensivo impropio en este nivel consiguió poner el 2-0. Un gol psicológico que sentó igual de mal que un golpe en la nunca. En la segunda parte, el Córdoba comenzó a remar. El público, no abundante por las circunstancias actuales, pero sí ruidoso, apretaba. Joaqui, “el niño de la melena” entró en pista y provocó una entrada de aire puro al equipo. Estuvo cinco minutos. Suficiente para crear peligro e incluso provocar una amarilla tras recibir una entrada fortuita de un rival. Su adaptación comienza a gustar. Jesús Rodríguez estaba on fire, tanto en defensa peleando todo lo habido y por haber como también en ataque. El "toro" Jesús, en zona alta de pista recibió un balón aéreo, lo bajó y a la media vuelta disparó con la zurda pero "el de siempre" despejó a saque de esquina. La noche se prometía feliz para Nico Sarmiento, nombrado mejor portero del mundo por la FIFA en 2016. Por suerte para los cordobeses no fue así. El espigado Zequi, desde el flanco izquierdo y sobre la línea lateral, lugar de sus maravillas, pasó un balón diagonal a Shimizu que controló, temporizó a la perfección para devolvérsela a Zequi y conseguir el gol tan buscado. Faltaban 8 minutos y 2-1 se reflejaba en el luminoso.


Llegaban los minutos del Córdoba, el público se ilusionaba y el optimismo acrecentaba para pensar en la ardua remontaba. Una jugada de la réplica del gol del Córdoba, con los mismos protagonistas ocurrió dos minutos más tarde, pero en este caso Zequi casí desde la línea de fondo, sin ángulo, no obtuvo fruto. En el minuto 38, el diablillo Jesulito tras una rápida conducción, sirvió a Saura para que marcara a placer y así logar el empate. A dos minutos del final, el Córdoba empató el marcador. Supuso una catapulta psicológica. El tercer gol del Córdoba estaba más cerca todavía. Tan cerca que al final Jesús Rodríguez se puso la capa del héroe de la noche y batió con un tiro entre las piernas a Sarmiento. Enorme la actuación del Señor Rodríguez de principio a fin del partido. Bustos Caparros y Ugarte Ruiz tocaba el silbato final y el Córdoba obtuvo la remontada.


Este resultado viene a merced de la constancia, perseverancia, voluntad y tesón de los blanquiverdes. Algo que Josan González incide bastante, y bien que se reflejó en la pista. Hoy, domingo día 27 de septiembre puede ser un día histórico en el club presidido por José García. Para eso, tendrá un duro combate ante el campeón en tres ocasiones de la esta competición, ni más ni menos, que el Jaén Paraíso Interior dirigido por Dani Rodríguez.


Ficha técnica

3 - Córdoba Patrimonio de la Humanidad: Prieto; Jesús Rodríguez, Jesulito, Koseky y Saura -cinco inicial-, Shimizu, David Leal, Manu Leal, Pablo del Moral, Zequi, Joaqui, Ricardo y Cordero.

2 - Real Betis Futsal: Sarmiento; Bocao, Elías, Rubén Cornejo y Emi Buendía -cinco inicial-, Burrito, Borja Blanco, Chaguinha, Chicho, Eric e Ivi.

Goles: 0-1 (2') Emi Buendía. 0-2 (20') Rubén Cornejo. 1-2 (33') Zequi. 2-2 (38') Saura. 3-2 (39') Jesús Rodríguez.

Árbitros: Bustos Caparrós y Ugarte Ruiz (andaluces). Mostraron cartulina amarilla a los blanquiverdes Zequi, Saura y por dos veces a Jesulito. Además a los béticos Bocao y Chicho.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda semifinal de la XIV Copa de Andalucía disputado en el pabellón Juan Carlos I de Baena ante 200 espectadores.


CRÓNICA: Nacho Peralta - FOTOS: Chakón Fotografía