En 2010, así estaba el fútbol sala cordobés


El fútbol sala masculino a nivel de la provincia cordobesa hace una década, no pasaba por sus mejores momentos, sin embargo para el femenino eran momentos gloriosos y de esplendor, ya que el Cajasur Deportivo acaba de conseguir su segundo título de liga.


A nivel nacional comenzaban a llegar jugadores de la cantera cordobesa a la liga de las estrellas (LNFS). Concretamente ese año ya había varios jugadores cordobeses en la elite como Carlos Barron en el Lobelle de Santigo, el jugador formado en Adeval acababa de ser designado MVP en la Supercopa de España, disputada en Vigo en ese 2010. Lolo Urbano jugaba la máxima categoría en el Benicarlo, el baenense Isi lo hacía en el Gestesa Guadalajara también de la más alta categoría, al igual que el prieguense Rafa Lopez en el Askar Lugo gallego. Andresito ya despuntaba en su ultimo año de juvenil jugando en el Reale Cartagena de primera, además de Rafa Garcia “Bebe” una promesa que militaba en el segundo equipo del Pozo Murcia, pero alternando minutos en la máxima categoría.


En división de honor femenino la jugadora espejeña Rocio Gracia militaba en el Diamante La Rioja y en la mejor plantilla de la historía del gran Cajasur, había dos jugadoras cordobesas, Sarita e Inma Sojo. Esa era la representación de nuestra provincial en el fútbol sala nacional.


© 2015 Revista Deportiva El Remate. Coordinada por Serafin Ordoño

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now