Bebé prepara su "fiesta" de despedida a lo grande y nos regala un gol con una elegante vas

El desolado Martín Carpena fue el escenario de un duelo de cordobeses por alcanzar un puesto en la gran final que, desde luego, quedará marcada por la pandemia para los restos. Estuvieron cuatro de ellos en pista, cuatro jugadores que son internacionales, cuatro baluartes de los que nuestra Córdoba puede presumir con la cabeza bien alta.

Bebé tuvo en frente a Lolo Urbano, ex compañero en las bases del Club Adecor, años inolvidables para ambos, al capitán balear Carlos Barrón y al todo terreno Rafa López.

Carlos Barrón y Lolo Urbano salieron de inicio. Pronto, en el minuto 2, Lolo, un "perro viejo" de la materia, perspicazmente ejecutó un saque de esquina a la perfección temporizando los movimientos de los rivales y sus compañeros para asistir un balón perfecto a Tomaz. Este solo tuvo que empujar el balón a placer para hacer el cero a uno. El gol puso en guerra a los azulinos que subieron las revoluciones. El interista Borja logró empatar tras un gran servicio de Humberto. Poco pudo hacer "el león de la Mezquita". El partido cobraba emoción con el empate. Tino Pérez comenzaba a recuperar el control que perdió al comienzo. Carlos Barrón tuvo que emplearse a fondo para despejar un disparo desde ocho metros a bocajarro del brasileño Bruno Lacovino. Sin grandes ocasiones para ambos equipos y con pariedad en el juego llegó el break.

Al comienzo de la segunda mitad, Bebé puso a prueba a Carlos Barrón en un lanzamiento desde un tiro libre directo lejano que atajó en dos tiempos. El juego se desarrollaba en la media pista de los madrileños con posesiones de Palma que no encontraban el objetivo final. Rafa López, tuvo de pareja de baile a Elisandro y, también, Pito y con buen oficio ganó ambas partidas con contundencia. Palma empezó a sudar sangre y, lo peor, su premio no llegaba. En una rápida transición a la contra, Bebé superó a su marca, echó el balón hacia delante, obligo una salida desmedida de Carlos Barrón, y con facilidad la picó desde una distancia superior a los diez metros. Un bonito gol que puso el dos a uno en el marcador. Los de Torrejón se adelantaban en el marcador y contaban con la ventaja añadida de que el empate les conducía a la final.

Con siete minutos para el final, Vadillo inició el juego de cinco. La defensa de Inter se mostró impermeable y Palma no fue capaz de hacer gol. Para culminar, sobre la bocina, Marlon desde treinta y cinco metros hizo el tres a uno definitivo.

La actuación de los cordobeses fue buena, todos por igual. Bebé salió sonriente mientras que el trío cordobés marchó con caras largas. Rafa García, antes de marchar a Cartagena, jugará la final que supondrá su último partido oficial con Inter Movistar FS en busca de su segundo título de liga que se sume al que logró en su primera temporada con Inter, la 2017/2018. Esta despedida si es digna, la de su compañero Ricardinho no. Cosas que pasan. "Me" no comprender.






NACHO PERALTA (Enviado especial a Málaga)





© 2015 Revista Deportiva El Remate. Coordinada por Serafin Ordoño

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now