Los periodistas cordobeses, también opinan sobre el ascenso en Mengíbar


Algunos compañeros de los medios de comunicación del deporte cordobés, tuvieron la suerte de poder estar acreditados para llevar a los seguidores cordobesistas aquella historia que se escribió en Mengíbar el primer día del mes de junio de 2019. A ellos les pedimos una valoración o recuerdo del acontecimiento deportivo del año.


Antonio García (Radio Marca)


“El 1 de junio de 2019 quedará en el recuerdo de todos. Unos guerreros en la pista –incluyendo a todo el cuerpo técnico encabezado por Maca- y un valiente presidente como es José García Román acometieron su mayor locura en los pocos años de historia de una entidad que dio el gran golpe en Mengíbar. Fue un día especial para Radio Marca Córdoba porque queríamos contarles el ascenso del Córdoba Futsal a la élite. Era obvio que había nervios, pero también mucha ilusión.

Llegamos a Mengíbar y vimos lo que esperaba al equipo cordobés para soñar con el objetivo. Ambientazo, ruido y ganas de una ciudad por dar también el salto a la élite. Llegaron los nuestros, tranquilos y con la mente puesta en ganar. Junto a ellos también llegó el escuadrón de seguidores cordobesistas, que entraron tras el reparto de entradas del presidente José García Román –hizo de todo durante aquellos días-. El pabellón Sebastián Moya era una caldera desde muchos minutos antes de que arrancase el encuentro. Apretados en la zona de prensa, esperábamos el inicio. Pero llegó el comienzo y el espectáculo. El Córdoba Futsal demostró su poder. Los goles de Koseki y David Leal, en apenas seis minutos, aplanaron el ruido local. No obstante, no se vinieron abajo e igualaron en un abrir y cerrar de ojos. 2-2 y todo por decidir. Locura en la grada y en nuestras gargantas por querer contarles lo que estábamos viviendo en Mengíbar.

En esa gran pelea, había mucho en juego, iba a ganar el que templase los nervios. Y ahí la ilusión blanquiverde hizo que Lolo Jarque (y toda Córdoba) rematase al fondo de la red un medido pase de Manu Leal desde la esquina. Locura total. Era el momento. Pero tocaba aguantar. Se iba acabando el tiempo y antes de que finalizase el tiempo, recuerdo que me fui a la grada cordobesista, donde estaban José García Román y Rafa García. Allí junto a su gente, junto a los seguidores de su equipo.

Tras el pitido final, el jolgorio. Abrazos, besos y en mi caso turno para coger a los protagonistas de una gran éxito de Córdoba. José García Román, Manu Leal, David Leal, Nono, Pakito, Koseki, Jesús Rodríguez… casi todos ellos fueron pasando por el micrófono rojo de Radio Marca en la pista del Sebastián Moya. Eran los héroes del día. Todos lo disfrutamos, cada uno desde dentro de nuestros cometidos en ese día. Eso sí, ahí ganó Córdoba y el Córdoba Futsal. Una bonita historia que pudimos contarles en la radio del deporte y que tuvo el final feliz y deseado por todos”.


Toni Cruz (Cope Córdoba)


"Mengíbar el 1 de junio de 2019 fue calor de ilusiones confluyentes. Recuerdo la marea de aficionados locales tiñendo de un rojo pacífico los aledaños del Sebastián Moya Lorca y departiendo amistosamente con los pocos aficionados cordobesistas que pudieron vivir in situ un partido histórico para el fútbol sala de su ciudad.

El Mengíbar contaba con el aval de ser casi invencible como local -no perdía en su pabellón desde diciembre-, pero Maca y sus muchachos ya se habían vestido de Judas Tadeo en su eliminatoria contra el Betis. Además, el 5-1 del primer partido de esa eliminatoria había hecho mucho daño en la confianza de los de Javier Garrido.

Conté para COPE desde una tarima y más tiempo en pie que sentado lo que fue sucediendo durante los largos minutos del choque acompañado de un amigo de Madrid que había venido a la Feria de Córdoba y que alucinó con la intensidad y el derroche de emociones que se vivieron aquella tarde. A mi vera, una leyenda de este deporte en Córdoba como Serafín Ordoño quien, amable y lacónico, guardaba sus emociones por dentro como podía mientras saboreaba un día histórico.

No fue nada sencilla la victoria, a pesar de que Koseky y David Leal golpearon primero y en apenas seis minutos para común sorpresa -euforizante para unos y de estupor para los de casa-. De hecho, Mengíbar empató casi en el acto y el Córdoba pasó entonces los peores momentos de toda la eliminatoria. Pero el equipo se mantuvo unido y sólido. Supo sufrir y en una acción a balón parado -paradojas del deporte en un equipo que ha padecido mucho en ese concepto- un golpeo de Lolo Jarque pasaportó a un grupo al olimpo de su deporte y a una ciudad castigada por su abulia a una celebración muy privada.

Suena a tópico escribir que la institución que preside García Román se mereció ese premio, por mucho que se ajuste a la realidad. Prefiero pensar en las leyes de la causalidad. Que aquel chut que me provocó un gallo al micrófono y que desató la locura entre quienes hicieron bien su trabajo (hablo de los que jugaron, dirigieron y animaron) fue el punto final de un camino recorrido desde la modestia y la mesura. La razón y la ambición sensata. Y quiero creer -para eso me baso en la permanencia de esta temporada y en el ambiente vivido en Vista Alegre- que lo de Mengíbar no fue sino la primera estación de un futuro de ilusión para el deporte que mejor se les da a los cordobeses. Que haya muchos 1 de junio para el fútbol sala local. Inolvidable. Inmarcesible. Único".


Francisco Gaitán (Diario Córdoba)


"Ahora que me encuentro trabajando en Diario JAÉN, cada vez que oigo Mengíbar no puedo evitar que se me venga a la cabeza aquel 1 de junio de 2019. Jamás imaginé que contaría para Córdoba un hecho histórico como fue la vuelta de un equipo masculino de nuestra tierra a la élite 27 años después. Fue un partido titánico del conjunto cordobés, respaldado por su incansable afición, para culminar una temporada histórica. Es un día de esos en los que se recuerda todo: el ambiente del público local, con bocina de camión incluida, la intensidad de ambos equipos, la mirada de Lolo Jarque hacia su estrella más buscada: la de su padre, la fiesta del vestuario… Todos esos instantes tuve la suerte de inmortalizarlos y quedarán para siempre guardadas como oro en paño, al igual que el ejemplar del siguiente día. Espero que sea este el último ascenso que se celebre en mucho tiempo. Se lo merece la plantilla, quienes siguen vistiendo la blanquiverde como los que ya no lo hacen, el club, la afición y Córdoba. La covid-19 nos ha privado de sellar la permanencia deportivamente, pero da gusto saber que todo lo vivido esta temporada se repetirá, al menos, una más. Córdoba Patrimonio de la Humanidad Futsal, solo una cosa más: ¡Sigue disfrutando del sueño!"

Fran Habas (Responsable de comunicación del Córdoba Patrimonio)

Fue un sábado muy intenso desde primera hora. En el ambiente había una euforia contenida que terminó por desatarse en el Sebastián Moya Lorca. Siendo sinceros, y aunque nadie se atreviera a decirlo, en Mengíbar se certificó un ascenso que se logró moralmente en Sevilla. El equipo estaba lanzado tras voltear la eliminatoria en San Pablo. Ya nadie podía doblegarlo.

Respecto al partido en sí, y pese al gran inicio, sufrimos mucho. Y no porque el rival fuera superior, sino por el propio desarrollo del duelo. El tempranero 0-2, como así se demostró, no era sinónimo de tranquilidad. El equipo, como el club en general, maduró el encuentro, supo pasarlo mal cuando llegó el momento y terminó por conseguir un merecido ascenso. Recuerdo con especial emoción esa invasión de pista al final. Club y afición se fundieron en un solo abrazo. Lástima que no pudieran estar más cordobeses en la grada. Ya la celebración merecería un capítulo aparte. Esa noche de Feria, así como la fiesta en la Plaza de las Tendillas, broche de oro a una temporada que siempre quedará en la historia del deporte cordobés”.

© 2015 Revista Deportiva El Remate. Coordinada por Serafin Ordoño

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now