Jesús Rodriguez, constancia y sacrificio


Jesús Rodríguez es el dorsal número 7 y uno de los jugadores más queridos por la afición del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Es un ala potente y luchador, con una gran capacidad de trabajo en cualquier parte del parqué.

El jugador cordobés comenzó su andadura en el fútbol sala en el club Apademar, que tenía y tiene su sede, en el misma instalación donde disputaba sus partidos, en el polideportivo de la barriada de Fátima.

En este club de la capital cordobesa, se mantuvo hasta juveniles, pasando por distintas categorías de las selecciones provinciales y andaluzas. En esa misma etapa se interesó por él, el club Benicarló de primera división, que llegó a hacerle una ridícula oferta, para incorporarlo a su equipo juvenil.

Después, Jesús Rodríguez marcharía al Aquasierra de Villafranca, que por entonces militaba en Segunda División "B".

Continuaría su carrera en el Ategua Castro del Río, al que llegaría en 2010, que también competía en la categoría de bronce del fútbol sala español.

Su último cambio de equipo fue ya en la temporada 15/16,cuando llegó al CD Minuto 90, también en la tercera categoría nacional, y con el que ahora compite en Primera División.

Caben destacar las hasta cinco operaciones de rodilla que ha sufrido el ala cordobés, lo que pone aún en mayor valor, su estancia en la élite.

REPORTAJE. Rafa Renero