Antonio García cumple su primer aniversario en Vietnam (I)


Se cumple un año exactamente de la llegada del técnico cordobés a tierras vietnamitas y la Revista “El Remate” ha querido hablar con él para que nos cuente sus vivencias a lo largo de este tiempo. Entrevista que ofrecemos en dos capítulos.


-Hola, Antonio, tras un año fuera de España, ¿qué echas de menos?

-Lógicamente, cuando uno se encuentra fuera de casa, hay cosas que añora. El estar cerca de la familia y amigos quizá sea la más importante. También la comida ya que la gastronomía española es de lo mejor del Mundo. Pero cuando uno toma la decisión de salir sabe que son aspectos que van implícitos a dicha decisión y que hay que saber sobrellevar.


-Háblanos de tu día a día

-Vivimos en Ho Chi Minh (antigua Saigón), una macro ciudad de casi 9 millones de habitantes situada al Sur de Vietnam. Nuestro planning diario varía en función de si estamos o no en periodo de competición. Un día tipo previo a un periodo competitivo empezaría a las 06:45 o 7 de la mañana, hora a la que somos recogidos por un conductor del club y nos traslada desde nuestros domicilios hasta nuestro lugar de trabajo situado en el propio Pabellón. Allí contamos con una oficina en la que trabajamos todos los técnicos españoles y desde la cual se ve la pista ya que una de sus paredes es transparente. Compartimos oficina Héctor Souto, que actualmente es el seleccionador sub20 y entrenador del equipo joven del club y que es el técnico español que más tiempo lleva trabajando en Vietnam ya que empezó de preparador físico del italiano Sergio Gargelli, para posteriormente acompañar también a Bruno García; Arkaitz Sisniega “Txubas”, el preparador físico tanto de la Selección Nacional como del primer equipo, el Thai Son Nam; Rafa García, que actualmente es el técnico del equipo Sub-18 y Álvaro Martínez responsable del equipo Sub-16; En sus manos están el futuro del Futsal vietnamita. En la capital del País, Hanoi, está otro técnico español, Luis Marimón, al mando de otro de los equipos del Club, el Thai Son Bac. Como cabeza visible de todo este trabajo está Miguel Rodrigo. Es un lujo trabajar con estos grandes profesionales, así como aprender ellos y supone un Máster diario para mí.

Nuestra jornada laboral llega normalmente hasta las 17 o 18 horas. Durante este tiempo tenemos trabajo de oficina en el que planificamos todo lo relacionado con el Club Thai Son Nam y con la Selección Nacional, preparamos las sesiones de entrenamiento, desarrollo de las sesiones de entrenamiento propiamente dichas en la pista (a veces en el día tenemos una sola sesión y a veces doblamos sesión) analizamos los entrenamientos en video, videos de mejora individual, reuniones individuales y grupales, recopilamos también información del fútbol sala de otros países tanto porque pueden ser en cualquier momento nuestros rivales en competición internacional como para estar al día del fútbol sala que practica por todo el Mundo.

Cuando nos encontramos inmersos en competición, nuestro horario, lógicamente está condicionado por la hora del partido. Normalmente, si nos encontramos convocados en un hotel, una jornada tipo en la que haya partido sería: desayuno, Video Meeting (bien análisis propio o del rival), Almuerzo, Desplazamiento al Pabellón de juego, partido en sí, regreso al hotel, cena y a partir de ahí, los jugadores comenzarían su proceso de recuperación con fisioterapeuta y doctor y los técnicos nos pondríamos manos a la obra para “destripar” el video del encuentro y continuar así el proceso de mejora continuo. Las concentraciones son quizá los momentos de mayor carga de trabajo y pocas horas de descanso para los técnicos.


-Al estar trabajando para la Selección Nacional, habrás visitado bastantes países durante estos 365 días.

-Es una de los aspectos más atractivos de nuestra profesión. La posibilidad de viajar que nos ofrece el Fútbol Sala aunque a veces no dispongamos de tiempo material para conocer mucho de los países que visitamos, siempre hay un hueco para, al menos, poder ver algún sitio emblemático de los mismos. En estos doce meses hemos estado en Tailandia, Malasia, Turkmenistán, China, Japón, China Taipei.


-¿Qué competiciones habéis diputado en este año desde que llegaste hasta este momento?

-El Calendario de competiciones en Vietnam es bastante intenso. Justo al llegar, allá por Mayo, el club empezó a preparar la Segunda Vuelta de la Liga. Aquí el formato de la Liga es distinto al de España por ejemplo. La Liga la conforman 10 equipos y se suele disputar de forma intensiva, disputando cada equipo 9 partidos en unos 20 días, estando separadas la primera y la segunda vuelta por unos meses a objeto de estirar al máximo el calendario competitivo. El equipo lograría el título de Liga, recuperando la supremacía perdida la temporada anterior.

Normalmente, cuando finaliza un Torneo o Competición solemos dar descanso a los jugadores con el objetivo de regenerar energías. Así, en Junio Miguel Rodrigo tomó las riendas del equipo para la disputa de la AFC de Clubes, competición que reúne a los clubes campeones de toda Asia y que en esta edición se disputaría en la ciudad donde residimos. La preparación incluyó una semana en Tailandia donde pudimos enfrentarnos a tres de los mejores clubes de aquel país y esto nos ayudó a adquirir un buen tono competitivo. El equipo obtuvo la tercera plaza además del Trofeo al Juego Limpio, igualando así la mejor clasificación histórica de Thai Son Nam en esta competición.

En Agosto llegaba el turno para la Selección Nacional en los SEA GAMES, que viene a ser unos Juegos “Olímpicos” del Sudeste Asiático, que se celebran cada dos años y que en esta ocasión se disputarían en Malasia. Alcanzamos la Medalla de Bronce, perdiendo por un solo gol en el average particular con Malasia. La Medalla de Oro fue para Tailandia.

Septiembre vendría marcado por los ASIAN INDOOR GAMES, o lo que es lo mismo, los Juegos Olímpicos de Asia de deportes indoor y Artes Marciales. Nos tocaba ir a Turkmenistán, un país muy peculiar y del que poco sabía antes de este torneo. Allí estuvimos albergados en una Villa Olímpica espectacular y disputamos los encuentros en un magnífico pabellón con capacidad para diez mil espectadores y que al igual que el resto de instalaciones se habían construido especialmente para la ocasión. Fuimos primeros del Grupo A, venciendo en un partido memorable a la selección anfitriona por 1 a 0 y nos correspondía la siempre difícil selección de Uzbekistán en Cuartos de Final. El resultado final, derrota por 2 a 0 en un partido igualado y donde el acierto en la finalización, como casi siempre suele ocurrir, terminaría por decidir el pase a semis.

Octubre llegaba con la AFF como competición muy importante para nosotros, al tratarse del Torneo clasificatorio para el próximo Asiático de Selecciones Nacionales (AFC). Para preparar esta competición viajábamos a China para disputar un Torneo Internacional que contaba con las selecciones nacionales de Croacia, Holanda y la anfitriona. De nuevo éramos anfitriones y los objetivos estaban claros: el primero obtener la clasificación para la AFC y el segundo intentar alcanzar la final aprovechando el apoyo incondicional de nuestro público, siempre muy entregado e incondicional. Obtuvimos el primer puesto del grupo tras ganar a Indonesia, a Myanmar, a Filipinas y a Brunei. Llegábamos a semifinales y el rival sería Malasia, que en un mal partido nuestro, nos derrotaba claramente teniendo que conformarnos con jugar por el tercer puesto ante Myanmar que nos derrotaba a penaltis. El primer objetivo fue conseguido pero no así el segundo.

A finales de Noviembre, volvían las competiciones nacionales con la disputa de la Copa Nacional de Vietnam. Fue en la localidad de Da Nang, en la zona centro del país. El formato es idéntico a la Copa LNFS, con 8 equipos y un cuadro de competición de Cuartos, Semifinales y Final. Thai Son Nam obtuvo el título en una Final muy apretada con un resultado de 2 a 1.

Para concluir 2017, el equipo afrontaba la Copa LS, la segunda competición copera en importancia de Vietnam y donde los jugadores con más carga física del equipo, llamados a representar al equipo nacional a partir de Enero, disfrutaron de descanso. A pesar de ello, Thai Son Nam obtenía el triunfo ante el Thai Son Bac dirigido por el español Luis Marimón por un resultado de 2 a 1.

El 2018 arrancaba para nosotros a principios de Enero con la preparación de la AFC que se iba a llevar a cabo en China Taipei (Taiwan) en Febrero. Esta preparación constó de dos partes, la primera en Ho Chi Minh y la segunda en Japón, donde disputamos dos partidos ante dos equipos de la Primera División de la F-League. Tras un primer partido donde a pesar de jugar bien caímos derrotados ante Malasia a falta de escasos segundos para el final, el equipo se recompuso y logró el primer puesto del Grupo A, derrotando a Bahrein y a la selección anfitriona. De nuevo nos volvíamos a encontrar con Uzbekistán en unos Cuartos de Final. De nuevo un partido muy muy ajustado que se saldaría a su favor.

En Marzo y Abril comenzaba una competición nueva en Vietnam, la VFL, en lo que se pretende llegue a ser una Liga Profesional en un futuro no muy lejano. Cada equipo participante (seis en total) adoptaba la denominación de un equipo de Baloncesto de la Liga profesional de este deporte. La idea captar y fidelizar a un público, acercándole a un deporte para algunos aún no muy conocido. A esto se añadían novedades como la realización de una especia de “draft” donde jugadores eran “cedidos” a otros equipos distintos al de origen con la idea aumentar la igualdad ya de por sí existente en el Futsal vietnamita. También se sumó la posibilidad de incorporar a jugadores extranjeros (uno por equipo). Los extranjeros elegidos fueron 2 japoneses, dos uzbekos y dos españoles, uno fue Juan Puertas que venía de haber competido en Croacia esta misma temporada y el otro Noe Pardo el cual venía de la recién terminada liga japonesa. Los objetivos de promoción del Futsal se cumplieron con creces en un formato de tres fines de semana en distintas ciudades vietnamitas (Hanoi, Da Nang y Ho Chi Minh) más un fin de semana con Semifinales y Final se tradujeron en partidos de mucha emoción, con gran expectación y elevada asistencia de público y con gran share televisivo y de redes sociales. Nosotros competimos con el nombre de Ho Chi Minh City Wings y alcanzamos la Final ante los Hanoi Bufalos, dirigidos por Luis Marimón, perdiéndola en penaltis tras un 6-6 ideal para que el espectador se enganche a nuestro deporte. Confiamos en que la temporada próxima este proyecto de Liga se consolide.

Tras unos días de descanso merecido, actualmente nos encontramos inmersos en la preparación de la primera vuelta de la Liga Vietnamita (V-League) y de la que saldrá un campeón que representará a Vietnam en la edición de la AFC Clubes de 2019.

Continua mañana…………………………..

© 2015 Revista Deportiva El Remate. Coordinada por Serafin Ordoño

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now